Sitio arqueológico de Pisac

El sitio arqueológico de Pisac fue una de las ciudadelas y centros religiosos más importantes del imperio de los incas. Toda el área de este parque arqueológico tiene una extensión de 9,063 hectáreas y cuenta con la protección del Estado Peruano. Está conformado por templos, plazas, barrios, andenes, terrazas, recintos mayores, menores y hasta con un cementerio. La mayoría de visitantes llegan allí como parte de su tour al Valle Sagrado de los Incas.



Descripción

El sitio arqueológico de Pisac es un área protegida por el Estado Peruano que consta de 9,063 hectáreas, la mayoría perteneciente a bastas montañas de difícil acceso. Como la mayoría de ciudadelas incas, sus templos y edificaciones se encuentran en la parte alta de una montaña controlando todo el entorno del Valle Sagrado de los Incas.

La mayor parte de esta área estaba dedicada a la agricultura. Así lo demuestran sus terrazas y andenes de grandes proporciones, las cuales servían para abastecer toda la ciudadela. El sitio arqueológico además cuenta con recintos, barrios, plazoletas, templos y otras estructuras de piedra finamente labrada que serviría como hacienda real del inca, centro de culto sagrado y tierras de cultivo.

¿Dónde está?

El sitio arqueológico de Pisac se ubica en el pueblo del mismo nombre, un amplio valle montañoso sobre el río Vilcanota, en el Valle Sagrado de los Incas.

¿Cómo ir allí?

Se llega allí luego de un viaje de 42 kilómetros por carretera desde la ciudad del Cusco. Todos los tours al Valle Sagrado de los Incas incluyen transporte hacia el sitio. Si va por su propia cuenta, deberá tomar un transporte público desde la calle ‘Puputi’ en el centro histórico de la ciudad del Cuzco. Una vez en el pueblo de Pisac, deberá solicitar un taxi hacia el sitio arqueológico (8 kilómetros de distancia).

Mapa

Así es el sitio arqueológico

¿Cuánto cuesta la entrada?

El ticket de ingreso al sitio arqueológico de Pisac se logra con la compra del ‘Boleto Turístico del Cusco Parcial 3’, el cual, junto con Pisac, permite la visita a los sitios arqueológicos de Ollantaytambo, Chinchero y Moray. El costo de este ticket es de 70 soles peruanos (22 dólares americanos, aproximadamente).

Otra de las formas de visitar Pisac es a través del famoso ‘Tour al Valle Sagrado de los Incas de 1 día’. Este tour tiene un costo aproximado de 70 dólares americanos. Incluye la visita a Pisac así como Chinchero, Urubamba y Ollantaytambo. Ofrece transporte completo, servicio de guía turístico, entrada a todos los sitios y almuerzo buffet. Puede conseguir el tour a través de una agencia de turismo, ya sea por internet o en la misma ciudad del Cusco.

Horario de visita

El sitio arqueológico de Pisac permanece abierto al público todos los días del año, desde las 7 de la mañana a 6 de la tarde.

Fotos del sitio inca de Pisac

Andenes incas en el sitio arqueológico de Pisac en un día nublado
Sitio arqueológico de Pisac
Vista del sitio arqueológico de Pisac
Ver más fotos de viajeros

Información adicional

Pisac proviene del vocablo quechua ‘Pisaqaq’ que quiere decir ‘Perdiz’. Probablemente esto se deba a que, desde una altura prudente, la forma de esta ave de las montañas se distingue en Pisac.

Pisac es uno de los atractivos turísticos más populares del Valle Sagrado de los Incas. Sin embargo, no es el único. También destacan: el sitio arqueológico de Ollantaytambo (fortaleza y templo inca), las ruinas incas de Chinchero (palacio del inca Túpac Yupanqui), Moray (andenes circulares) y Maras (cientos de pozos de sal natural).

Algunos consejos

Pisac está conformado por una ciudadela con escalinatas, barrios, terrazas y decenas de recintos que requieren de unas buenas zapatillas para poder recorrerla completamente. Además, no olvide llevar consigo un gorro, bloqueador solar, ropa cómoda, poncho para lluvia, snacks, bebidas rehidratantes, dinero en efectivo y sus documentos.

Pisac no es solo el sitio arqueológico. También son famosos su cálido y tradicional pueblo, su mercado artesanal (especialmente los domingos), sus paisajes montañosos, el río Vilcanota, su iglesia colonial y su población. Se trata del pueblo del Valle Sagrado de los Incas más cercano de la ciudad del Cusco (a solo 34 kilómetros por carretera).