Toro Muerto en el valle de Majes

En el desierto del valle de Majes se hallan una serie de pinturas rupestres extendidas en más de 5 mil metros cuadrados. Se calcula que estos grabados en piedra poseen una antigüedad de más de 2 mil años. Debido a su extensión son considerados como el albergue de arte rupestre más grande del mundo. La visita a este histórico lugar inicia en la ciudad de Arequipa desde donde se toma un transporte hacia el valle de Majes, famoso por su deliciosa gastronomía, su historia y campos verdes.


¿Qué es?

Los petroglifos de Toro Muerto son un conjunto de pinturas rupestres distribuidas en un área de más de 5 km2, en el valle de Majes, Arequipa. Se calcula que existen más de 6 mil grabados realizados hace más de dos mil años.

Los petroglifos presentan una gran diversidad de formas, donde destacan las zoomorfas (principalmente serpientes, cóndores, felinos y llamas), así como las figuras geométricas, vegetales y antropomorfas.

En el lugar también destaca la presencia de una necrópolis, sitio donde se halló la momia de un niño de 2 años. Las piedras provienen de los volcanes cercanos, el Chachani y el Coropuna. Debido a la importancia histórica del lugar, es uno de los nuevos atractivos turísticos más populares de Arequipa.

¿Dónde está?

Los petroglifos de Toro Muerto se ubican en el valle de Majes, el cual pertenece al distrito de Uraca, provincia de Castilla perteneciente al departamento de Arequipa, al sur del Perú.

¿Cómo llegar allí?

La mejor forma de llegar a los petroglifos de Toro Muerto es partiendo de la ciudad de Arequipa, localizada a 159 kilómetros de distancia. Si contrata un servicio de tour, el transporte está incluido. Si realiza su visita por propia cuenta, debe de viajar en transporte público hacia el pueblo de Corire, para luego hacer un viaje corto en taxi hacia los petroglifos de Toro Muerto.

Mapa

Historia

Hace miles de años, la zona desértica del valle de Majes se llenó de piedras producto del desprendimiento de piedras de los volcanes Chachani y Coropuna. Los petroglifos de más antigüedad pertenecen a las culturas Chuquibamba, al imperio Wari y a otros culturas de más antigüedad. Se calcula que los primeros petroglifos se realizaron hace más de dos mil años. La zona fue desconocida por los arqueólogos hasta que en 1951 fueron revelados su valor histórico gracias al trabajo del arqueólogo arequipeño Eloy Linares Málaga.

Actualmente, los petroglifos de Toro Muerto son considerados los más extensos del planeta ubicados en un solo lugar. Existen más de 2 mil 500 bloques de piedra con grabados. Los investigadores continúan descubriendo nuevos hallazgos como los restos de un cementerio inca, la momia de un niño de 2 años aproximadamente y más. Se trata de uno de los nuevos atractivos turísticos más populares de Arequipa.

El valle de Majes

El valle de Majes debe su nombre, según la tradición oral, al acortamiento de la palabra ‘Majestuoso’, lo cual describiría la hermosura del lugar. El clima, con sol casi todo el año, es agradable al visitante. Se extiende desde la Cordillera de los Andes hasta los campos verdes cercanos a la costa pacífica. Todo el valle es atravesado por el río Majes, uno de los más caudalosos del Perú.

En el valle de Majes se puede realizar distintas actividades turísticas, tales como: a) visitar el parque jurásico de Querulpa, el cual ofrece una exhibición en tamaño real de los dinosaurios que habitaron el lugar así como una muestra de fósiles hallados en la zona. b) la formación rocosa de El Castillo, sitio ideal para realizar caminatas y apreciar una inmensa formación rocosa repleta de mitos e historias. c) Los petroglifos de Toro Muerto, un inmensa área llena de petroglifos cuyo origen y función aún es un misterio para los investigadores.

Los petroglifos de Toro Muerto

Los petroglifos de Toro Muerto poseen un área de 200 hectáreas desérticas donde se han hallado miles de piedras volcánicas con 2,582 grabados cuyo origen data de hasta 2 mil años de antigüedad. El origen y función de estos petroglifos aún es un misterio. La mayoría pertenecería a la cultura Paracas (siglo VII a.c. al II d.c.), al imperio Wari (siglo VII d.c. al XIII d.c.) así como a las comunidades originales del lugar como la cultura Siguas y Chuquibamba.

Las investigaciones en Toro Muerto hallaron petroglifos de distintas figuras donde destacan las formas de hombres (danzantes), astros (sol, luna, estrellas), figuras geométricas (círculos, rombos, cuadrados) así como formas zoomorfas (alpacas, llamas, monos, serpientes, cóndores, zorros, peces, etc.). Se presume que su función fue la de santuario religioso. Las investigaciones continúan descifrando su propósito. Actualmente, ha sido postulado para convertirse en Patrimonio Cultural de la Humanidad.

¿Cuánto cuesta?

Los tours a los petroglifos de Toro Muerto duran 1 día y tienen un costo aproximado de 60 dólares americanos por persona. Todos los servicios, además de la visita a los petroglifos, incluyen una visita al parque jurásico de Querulpa y a los famosos viñedos de Majes. Los tours incluyen: transporte, guía turístico y entrada a todos los sitios.

Clima

La zona donde se ubica los petroglifos de Toro Muerto posee un clima soleado la mayor parte del año. La temperatura varía desde un máximo de 27ºC. hasta un mínimo de 11ºC. Las lluvias son muy escasas.

¿Qué llevar?

Consejos para tu visita

Aunque todavía es un atractivo turístico que lentamente va recibiendo visitantes, los petroglifos son una excelente opción alternativa a los clásicos tours al cañón del Colca. Puede conseguir un tour mediante la web de una agencia de turismo o directamente en la ciudad de Arequipa.

El valle de Majes, además de los petroglifos de Toro Muerto, es famoso por su deliciosa gastronomía. En su visita puede probar distintos platos, como: el adobo, el rocoto relleno, el cuy al horno, el chupe de camarones, el cebiche, entre otros más.

Fotos de Toro Muerto en Majes

Toro Muerto - Arequipa
Toro Muerto - Arequipa
Toro Muerto - Arequipa
Ver más fotos de viajeros

Más información

El río Majes es una excelente opción para practicar canotaje en niveles II y III. Puede realizar esta aventura mediante la agencia de turismo de su preferencia.

En Toro Muerto, junto a los petroglifos, se han hallado restos de sacrificios de animales así como vegetales y otros productos. Esto indicaría que allí se realizaban rituales religiosos. Según las más recientes investigaciones, estos rituales pertenecerían a la cultura Paracas (siglo VII a.c. al II d.c.). Los demás detalles y misterios del lugar, aún están en proceso de estudio.