Monasterio Santa Catalina en Arequipa

El monasterio de Santa Catalina es uno de los atractivos turísticos religiosos más famosos de la ciudad de Arequipa. Se ubica a solo 600 metros de la Plaza de Armas de la ciudad, en pleno Centro Histórico. El monasterio fue creado durante la colonia. La fecha de fundación data de 1579. Luego de más de 400 años de historia, sus claustros siguen albergando mujeres. También se convirtió en un atractivo de la ciudad. Durante el recorrido se puede apreciar su bella arquitectura así como los numerosos tesoros de oro, plata y piedras preciosas que allí se guardan.


Descripción

El Monasterio de Santa Catalina de Siena se fundó en la ciudad de Arequipa el 10 de septiembre de 1579. Para su construcción se usó el sillar, piedra volcánica procedente del volcán Misti y el volcán Chachani. Desde sus inicios en la época colonial, el monasterio enclaustró a sus residentes con muros que alcanzan los 4 metros de altura. Por muchos años la vida monástica y los tesoros del lugar estuvo oculto a la población arequipeña. Finalmente, el monasterio abrió sus puertas al público en el siglo XX.

La arquitectura del recinto es de tipo colonial con claustros, torres, portadas, cúpulas, callejas, patios, jardines y más. Sus dependencias son: la portada del monasterio, el patio del silencio, el claustro de los naranjos, el claustro mayor, la cocina, la lavandería, la torre del campanario, la iglesia y más. En su interior existen salas donde se exhiben algunas de los lienzos procedentes de la ‘escuela cusqueña de pintura’ (escuela que data de la época colonial) así como otras reliquias de cedro, plata, oro y más.

Ubicación

El convento de Santa Catalina se ubica a solo 600 metros de la Plaza de Armas de Arequipa. Se encuentra en la calle ‘Santa Catalina 301’, en pleno centro histórico de la ciudad.

¿Cómo llegar?

Para llegar al convento de Santa Catalina desde la Plaza de Armas de Arequipa solo se debe seguir la calle Santa Catalina unas 2 cuadras. Desde cualquier otra parte de la ciudad se puede llegar con un servicio de taxi.

Mapa

Historia

Durante su visita a la ciudad de Arequipa el virrey Francisco Toledo aprobó la orden para fundar el ‘Monasterio de monjas privado de la orden de Santa Catalina de Siena’ el 10 de setiembre de 1579 sobre 4 solares en el centro de la ciudad. Cabe destacar la ayuda económica de Doña María de Guzmán (viuda de Diego Hernández de Mendoza) quien donó todos sus bienes antes de recluirse en el monasterio. Posteriormente se nombró a la señora como ‘Primera pobladora y priora del convento de Santa Catalina’.

En sus primeros años, el monasterio recibió a criollas, mestizas e hijas de curacas de un buen poder económico. Posteriormente también se permitió el ingreso de niñas pobres. El monasterio quedó dañado luego del terremoto de 1582. En el siglo XVIII, el claustro albergaba 300 mujeres aproximadamente. Luego, tras dos siglos, se conocía poco de sus recintos hasta que en 1970 (bajo la administración de una empresa privada), el convento abrió sus puertas al público. Actualmente sigue albergando monjas en el lado norte del monasterio. Se trata de uno de los principales atractivos turísticos de Arequipa.

Arquitectura

El convento de Santa Catalina posee una arquitectura típica colonial. Para su construcción se usó el sillar, piedra volcánica procedente de los volcanes Chachani (sillar blanco) y Misti (sillar rosado). Todo el conjunto presenta diferentes aspectos que le brindan una solidez y belleza. Sus portadas presentan arcos arbotantes y arquerías sobre pilares.

En su interior, la edificación consta de varias portadas, claustros, celdas y patios; algunos de los cuales sostienen bóvedas y cúpulas que refuerzan la solidez del recinto. En todo el lugar existen elementos decorativos de elementos europeos e indígenas de gran valor estético. En sus más de 400 años de existencia, la arquitectura interior del monasterio ha ido variando e incrementando el número de claustros.

Pinacoteca

El monasterio de Santa Catalina posee una pinacoteca destinada a albergar algunos de los lienzos más representativos hechos, en su mayoría, por artistas procedentes de la ‘escuela cusqueña’ del siglo XVI y XVIII, la cual utilizaba elementos europeos e indígenas para representar escenas religiosas. La colección de lienzos incluye más de 400 piezas restauradas y exhibidas en un área en forma de cruz coronada por una alta bóveda. Muchos de los cuadros representan la vida de Santa Catalina de Siena (1347 – 1380).

Sor Ana de los Ángeles

Debajo del coro del templo en el monasterio de Santa Catalina está enterrado el cuerpo de Sor Ana de los Ángeles, quien perteneció a una familia aristocrática y vivió en el monasterio desde los 3 años. A ella se le atribuyen algunos milagros como la predicción de enfermedades, curas e incluso la muerte. La historia le señala hasta 68 predicciones, todas estas correctas. Sus últimos años de vida padeció la ceguera, la cual tomó con valeroso estoicismo. Por ello se le considera modelo de entrega y confianza en Dios. Se dice que el día de su muerte, ocurrida el 10 de enero de 1686, su cuerpo mantuvo un buen olor a pesar del tiempo transcurrido. Se trata de una de las monjas más famosas del convento de Santa Catalina.

Salas y dependencias del monasterio

La portada – La entrada al convento destaca por un relieve que representa a Santa Catalina de Siena. Está hecho de sillar y posee una sobriedad que contrasta con los demás recintos interiores del convento.

El patio del silencio – Un patio adornado con varios arcos y plantas, el cual sirvió de espacio donde las monjas se reunían a rezar el rosario así como para leer pasajes de la biblia. Su nombre se debe a que se pedía silencio durante la permanencia de este recinto.

El claustro de los naranjos – Uno de los patios del monasterio, el cual destaca por la presencia de árboles de naranjos. En medio del patio, sobresalen tres cruces de madera. Allí, cada Viernes Santo, las monjas representan la ‘Pasión de Cristo’. Su edificación data de 1738.

El claustro mayor – El claustro más grande del monasterio, el cual fue edificado entre 1715 y 1723. En sus muros se observan lienzos que adoctrinan a las monjas. En este espacio existen hasta 32 cuadros que tratan de la vida de Jesús y de la Virgen María. También hay cinco confesionarios.

La cocina – Este espacio de alta cúpula y paredes tiznadas sirvió de cocina. Las monjas cocinaban de forma tradicional con leña o carbón. Los utensilios que se exhiben allí datan de la época colonial e inicios del siglo XVIII y XIV. Se cree que en algún momento también sirvió de capilla.

La lavandería – Este antiguo espacio (data de 1770) sirvió de lavandería para las monjas que habitaban el monasterio. Allí se exhiben 20 tinajas, la cual era abastecida por canales de agua que terminaban en el río Chili. Los utensilios que se muestran fueron usados durante la colonia.

La torre del campanario – La única torre del monasterio fue edificada aproximadamente en 1748. En lo alto destaca un enorme campanario que rodean las calles en sus cuatro lados (cuatro campanas). Debido a los constantes terremotos en Arequipa tuvo que ser refaccionado.

La iglesia – La iglesia del monasterio de Santa Catalina posee una cúpula de media naranja así como una nave de grandes proporciones. Su interior consta de tesoros hechos de cedro, plata, oro, todos con motivos religiosos. Destaca el altar principal repujado en plata, el coro, el órgano europeo, entre otros más.

Precios

El costo de ingreso al monasterio es de 40 soles peruanos por persona. Los adultos mayores de 60 años pagan 20 soles. Los estudiantes universitarios peruanos pagan 12 soles. Los niños en edad escolar pagan 6 soles peruanos.

Horarios

El monasterio recibe a los visitantes de lunes a sábado de 10 de la mañana hasta las 5 de la tarde. Solo permanece cerrado los domingos así como los Viernes Santo, 25 de diciembre y 1 de enero.

Fotos

Monasterio Santa Catalina - Arequipa
Monasterio Santa Catalina - Arequipa
Monasterio Santa Catalina - Arequipa
Ver más fotos de viajeros

Más información

En 1985, el monasterio de Santa Catalina recibió la visita del entonces Papa Juan Pablo II quien beatificó a Sor Ana de los Ángeles Monteagudo. La iglesia católica aprobó como verdadero uno de sus milagros: la curación de cáncer de cuello uterino a doña María Vera de Jarrín, quien vivió 30 años después del milagro.

El convento de Santa Catalina posee salas de extensión cultural destinada a la exhibición de muestras temporales y otras actividades culturales. La visita a las muestras culturales es gratuita para todo el público. Se tratan de una de las mejores opciones culturales dela ciudad.

Consejos

El costo de la entrada al monasterio no incluye el servicio de guía turístico. Para esto puede conseguir uno de los guías profesionales con que cuenta el lugar. El recinto ofrece guiados en inglés, español, francés, alemán, italiano, portugués y hasta japonés.

El monasterio acondicionó sus claustros y espacios para ofrecer distintos servicios tales como: cafetería, tiendas de suvenires, baños y más. Además, el convento alquila sus ambientes para distintos eventos como bautizos, matrimonios o aniversarios.

Atractivos turísticos cerca a Monasterio Santa Catalina en Arequipa

La casa del Moral en Arequipa

La Casa del Moral es uno de los museos más emblemáticos de la ciudad de Arequipa. Fue fundado en el siglo XVIII. Posee lienzos, muebles y otros tesoros.

La casa del Moral en Arequipa

La mansión del fundador de Arequipa

En las campiñas de Arequipa se ubica este museo dedicado a la histórica casona colonial de don Garcí Manuel de Carbajal, el fundador de la ciudad en 1540.

La mansión del fundador de Arequipa

Museo de Arte Virreinal Santa Teresa

El museo posee 13 salas que exhiben lienzos, esculturas, murales y otros tesoros conservados en los más de 300 años de historia del convento de Arequipa.

Museo de Arte Virreinal Santa Teresa